Navegación y contenido
Usted esta dentro  Argentina
o Seleccione un País diferente

Cálculo del peso cobrable por aire, mar, carretera y tren

Cómo calcular los KG a partir del CBM


“Lo que sea mayor” (o “a elección del transportista”) es una frase que se debe recordar cuando se calcula el costo de transportar productos por aire, mar, carretera o tren. Esto se debe a que el transportista siempre observará dos medidas diferentes, el peso real y el peso volumétrico de su envío - y, luego, basará el cálculo del peso cobrable en la cifra más grande.

Reciba información sobre logística por correo electrónico

Suscríbase a nuestras actualizaciones mensuales sobre la situación del mercado y reciba invitaciones a seminarios web exclusivos, en los que nuestros expertos en transporte de mercancías responden a todas sus preguntas sobre comercio mundial.

Evite la subestimación

Cuando las tarifas de transporte son altas, es particularmente importante comprender el peso cobrable de sus productos, ya sea que los envíe por aire, mar, carretera o tren. Es probable que los remitentes que subestimen el peso cobrable reciban una sorpresa desagradable cuando llegue la factura.  Además, conocer el peso cobrable exacto junto con otros factores, como el tiempo de tránsito requerido, ayuda a seleccionar el modo de transporte óptimo.

Dos tipos de peso

El transportista compara dos tipos diferentes de peso. El primero es el peso físico real, bruto o total de su envío, incluidos los embalajes y los palés. Básicamente, es el peso total del envío, que suele expresarse en kilogramos (kg).

El segundo tipo es el peso volumétrico o dimensional (el volumen de su carga). También se expresa en kilogramos pero según las dimensiones de su envío (largo, ancho y alto en centímetros), a lo cual se aplica una relación de densidad. No olvide incluir todos los paquetes.

Cálculo del peso volumétrico de su envío

El índice de densidad aplicado a su envío depende del modo de transporte que haya seleccionado.

Transportemos el mismo envío a través de todos los modos posibles y descubramos su peso volumétrico. Nuestro envío consiste en  dos paquetes, cada uno mide  120 cm  de largo,  80 cm  de ancho y  50 cm  de alto.

Transporte aéreo: una relación de densidad de 1:6

  • La fórmula:  ([Largo x ancho x alto en centímetros]/6000) x el número de paquetes ([120 x 80 x 50]/6000) x 2 = nuestro envío tiene un peso volumétrico de 160 kg.

Transporte marítimo: una relación de densidad de 1:1

  • La fórmula:  ([Largo x ancho x alto en centímetros]/1000) x el número de paquetes ([120 x 80 x 50]/1000) x 2 = nuestro envío tiene un peso volumétrico de 960 kg.
  • Esto es válido para un envío de carga menor que un contenedor completo (LCL); en el caso de un envío de carga por contenedor completo (FCL), un cobro por contenedor reemplaza el cobro basado en el volumen.

Transporte de mercancías por tren: una relación de densidad de 1:3

  • La fórmula:  ([Largo x ancho x alto en centímetros]/3000) x el número de paquetes  ([120 x 80 x 50]/3000) x 2 = nuestro envío tiene un peso volumétrico de 320 kg.

Transporte de mercancías por carretera: una situación según cada caso

  • Las relaciones de densidad varían según la ubicación y el transportista, así que consulte a los transportistas previstos para su envío a fin de obtener toda la información.

Siempre lea la letra pequeña

De vez en cuando, es posible que los transportistas impongan diferentes relaciones de densidad, lo cual afectará el peso volumétrico. Si está familiarizado con el uso de una relación de 1:3 para el transporte terrestre, por ejemplo, pero un envío específico está sujeto a una relación de 1:2, el peso volumétrico del mismo envío cambiaría de 333,33 kg a 500 kg.

Entonces, ¿cuál será el costo de mi envío?

Recuerde la elección del transportista y la frase “lo que sea mayor”, que significa comparar el peso real y el peso volumétrico, y basar la tarifa en la cifra más alta. Por supuesto, existe una lógica clara para esta técnica industrial establecida - por ejemplo, un avión tiene restricciones de peso y espacio limitado en la parte inferior, por lo que el transportista debe controlar el peso y el volumen de la carga.

Si su carga contiene grandes partes de maquinaria, será pesada, pero densa. El peso real probablemente será mayor que el peso volumétrico. Y si su carga contiene componentes de plástico individuales dentro de un empaque protector de poliestireno, será liviana, pero ocupará una cantidad relativamente grande de espacio. El peso volumétrico puede ser mayor que el peso real.

El peso cobrable de su envío siempre se calculará según lo que sea mayor: el peso real o el peso volumétrico.

Descargar infografía


¿Desea leer más historias de transporte?


Reciba todos los meses por correo electrónico las últimas novedades sobre transporte aéreo, marítimo y ferroviario, así como invitaciones periódicas a nuestros seminarios web.