Tu estás en  España
o Selecciona un país diferente

Responsabilidad civil de la carga

Proteja sus envíos de logística marítima de daños, pérdida o robo


Aun cuando la carga se gestiona con el máximo cuidado, los expertos en transporte de mercancías saben que pueden ocurrir imprevistos en la logística marítima. Las mercancías pueden resultar dañadas, perdidas o robadas. Al incluir la responsabilidad civil de la carga en cualquier contrato de transporte, los remitentes y los destinatarios entienden erróneamente que esta responsabilidad del transporte protege el valor de su carga y a menudo ignoran las limitaciones. Descubra por qué su próximo envío necesita la protección del valor del envío.

Qué cubre y qué no cubre la responsabilidad civil de la carga


La responsabilidad civil de la carga está incluida en cualquier contrato de transporte. No obstante, a los remitentes y destinatarios marítimos les interesará que el valor del envío cuente con protección adicional, puesto que, en caso de reclamación, los reembolsos relativos a la responsabilidad civil de la carga normalmente se basan en el peso y no en el valor de la carga. Esto, por tanto, pone en riesgo sus resultados netos.

Además, este reembolso parcial solo puede tener lugar si el propietario de la carga consigue demostrar la negligencia de la naviera; un proceso que por sí solo puede durar varios meses, lo cual pone en riesgo el resultado final. Lógicamente, esta obligación de probar la negligencia de la naviera excluye cualquier tipo de catástrofe natural o el hundimiento del barco..

Cuáles son las normas y Qué dicen


Los Acuerdos de La Haya establecieron en 1926 las normas de responsabilidad civil de la carga. Hoy en día, la mayoría de los envíos se rigen por la Norma de La Haya-Visby (una revisión de 1968 de la anterior), la Norma de Hamburgo (1978) y la Norma de Róterdam (firmadas en 2009). La norma en uso dependerá del país en el que se haya firmado el contrato de transporte y de cada uno de los socios comerciales. Sin embargo, las tres normas cubren por lo general términos similares, especialmente en lo que respecta a las responsabilidades de la naviera.

De qué es responsable la naviera y cuándo

A grandes rasgos, las tres normas indican que la naviera es responsable de que el barco sea apto para el viaje por mar, de dotarlo de suficientes miembros de la tripulación y de manejar la carga con un cuidado razonable. Esto incluye la carga y descarga.

El periodo por el que es responsable es limitado y se define como:

  • Según las Normas de La Haya-Visby y de Hamburgo, el tiempo que transcurre entre la carga de las mercancías en el buque y su descarga.
  • Según la Normativa de Róterdam, el ámbito de aplicación es simplemente el lugar donde la naviera se hace cargo de la carga.

La responsabilidad civil de la carga solo cubre su mercancía cuando está en manos de la linea marítima. Al contrario de lo que ocurre con el trayecto del envío, la responsabilidad de transporte no va de puerta a puerta.

Se comparte la obligación de la prueba: para reclamar la responsabilidad, el propietario de la carga tendrá que demostrar que la línea marítima no ha cumplido con sus obligaciones durante el periodo correspondiente; y la línea deberá demostrar que sí las cumplió.

De qué no se puede responsabilizar a la naviera y cuándo

Mientras que las Normas de La Haya-Visby y de Hamburgo cubren disposiciones similares, la Norma de Róterdam enumera con mayor claridad todas las circunstancias en las que la responsabilidad civil de la carga no cubrirá a los propietarios de la carga, en particular:

  • Casos fortuitos, como un terremoto o un tsunami
  • Accidentes marítimos, como el hundimiento de un buque
  • Guerra, piratería y actos de terrorismo
  • Robo
  • Restricciones por cuarentena
  • Huelgas
  • Incendio en la embarcación
  • Cualquier acto que se considere responsabilidad del cargador, como un embalaje o proceso de carga inadecuados

Se comparte la obligación de la prueba: para reclamar la responsabilidad, el propietario de la carga tendrá que demostrar que la línea marítima no ha cumplido con sus obligaciones durante el periodo correspondiente; y la línea deberá demostrar que sí las cumplió.

¿Cuánto se me reembolsa con la responsabilidad civil de la carga?


Las tres normas comparten similares valores de reembolso en caso de una reclamación de responsabilidad, ya que se basan en el peso.

Considere el siguiente ejemplo: imagine que ha enviado mercancías por un valor de 70.000 $, con un peso total de 2.850 kg. El buque que transporta su carga se hunde y se pierden sus mercancías. Aquí tiene las valoraciones aproximadas que se asignarían si consiguiera probar que la línea marítima tuvo la culpa del desafortunado accidente:

  • Si firmó su contrato de transporte según la Normativa de La Haya-Visby: 8.000 $
  • Según la Normativa de Hamburgo: 10.000 $
  • Según la Normativa de Róterdam: 12.000 $

Aunque la Noma de Róterdam tiene más ventajas, no se acerca al valor real de la carga.

Tener un seguro de su envío marítimo con cobertura adicional es vital, puesto que los términos de responsabilidad de transporte marítimo ofrecen la menor relación peso-valor de todas. Un envío valorado en 8.000 $ según la Norma de La Haya-Visby, está valorado en 70.000 $ según los términos de responsabilidad de transporte aéreo y en 30.000 $ según los de transporte por carretera.

Comprenda los números: una valoración en DEG

Según las Normas de La Haya-Visby, Hamburgo y Róterdam, el valor de la carga se calcula en Derechos Especiales de Giro (DEG), un activo introducido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 1969. Como con cualquier tipo de cambio, el valor exacto frente a otras monedas fluctúa diariamente.
Por ejemplo, considere que la media es de poco menos de 1,40 $ durante julio de 2020:

Valor de responsabilidad por kg de carga (si 1 DEG=1,4 $)*
La Haya-Visby: 2 DEG/2,80 $
Hamburgo: 2,5 DEG/3,50 $
Róterdam: 3 DEG/4,20 $

Valor de responsabilidad por paquete (si 1 DEG=1,4 $)*
La Haya-Visby: 666,67 DEG/933,34 $
Hamburgo: 835 DEG/1.169 $
Róterdam: 875 DEG/1.225 $

* La cantidad que sea mayor.

Visite la página web del FMI para obtener más información sobre los DEG y su valoración en tiempo real

¿Cómo elijo la cobertura adecuada?


Tenga en cuenta que la protección del valor de su envío no está diseñada para proteger su envío: su propósito es proteger sus resultados netos. En este sentido, hemos preparado la siguiente lista de comprobación, en la que su proveedor de cobertura debe ir marcando todas las casillas.

La cobertura adecuada:

  • Cubre el valor total de sus mercancías.
  • Cubre los gastos de transporte.
  • Cubre su envío a todo riesgo.
  • Cubre sus productos de alto riesgo.
  • Cubre todas las ubicaciones del trayecto del envío, puerta a puerta.
  • No incluye deducibles ni franquicias, lo cual significa que no tiene que pagar en caso de pérdida.
  • Proporciona asistencia de resolución de reclamaciones en su idioma.
  • Resuelve las reclamaciones en su moneda.
  • Resuelve las reclamaciones con rapidez. Mientras que el proceso tradicional de responsabilidad de transporte tarda varios meses en resolverse, DHL Global Forwarding tiene por objetivo resolver su reclamación en un plazo de 30 días.

¿Qué ocurre con los Incoterms?

Como puede que ya haya leído en nuestro artículo de explicación de los Incoterms, los Incoterms distribuyen los costes, pero también los riesgos inherentes al transporte marítimo. Mientras que condiciones “Porte pagado, incluido seguro, hasta” obligan al vendedor a contratar una póliza de seguro que cubra desde el origen hasta el destino, las condiciones “Coste, seguro y flete” solo le obligan a asegurar el tramo por mar, y las otras condiciones no estipulan nada.

Como remitente o destinatario, puede que quiera comprobar exactamente cuándo se le transfieren los riesgos (no siempre ocurre al mismo tiempo que los costes de transporte). Conocer sus responsabilidades, y las de su socio comercial, es fundamental, porque el hecho de que una de las dos partes asegure su parte del viaje no siempre significa que todo el envío esté cubierto.

¿Quién puede proporcionar cobertura para mi carga?

Por lo general, podrá asegurar sus mercancías a través de su transitario o de un proveedor de cobertura independiente.

La ventaja de reservar el seguro con su transitario es que ya estará en posesión de la mayoría de los documentos necesarios para hacer una reclamación y los enviará por usted.

Puede reservar su seguro de forma independiente. Sin embargo, será su responsabilidad recopilar toda la documentación necesaria de todos los proveedores que participaron en su envío (transitario, agente de aduanas, naviera, etc.) antes de presentar usted mismo su reclamación.

¿Cuándo es el momento adecuado para obtener un seguro?

Depende de con qué frecuencia realice envíos de mercancías. Si realiza unos pocos envíos de carga al año, puede reservarlo al mismo tiempo que su envío.

Si realiza envíos con frecuencia (por ejemplo, más de cinco al año), se podría beneficiar de un seguro de cobertura anual, que cubriría todos sus envíos con una tarifa reducida.

Descargar infografías


También le puede interesar…


¿Necesita ayuda con un envío especialmente complicado?


Nuestros expertos en transporte están listos para ayudarle