Tu estás en  España
o Selecciona un país diferente

Cargos por demoras, detenciones y almacenaje

Nuestros expertos comparten sus consejos para evitar costes adicionales


Las tarifas por demora, así como los cargos por detención y almacenaje, se introdujeron originalmente como una compensación justa a los propietarios de los equipos e instalaciones por el uso de estos, incluidos los contenedores, depósitos de contenedores, estaciones de carga y almacenes.

Estos cargos se utilizan para incentivar que se devuelva el equipo o se deje libre el espacio de almacenamiento lo más rápido posible. A menudo, estos cargos se perciben como un coste de transporte adicional inesperado, lo que puede resultar frustrante para los clientes de transporte marítimo. ¿Cómo evitar las tarifas por demora, así como los cargos por detención y almacenaje? ¿Cuándo empieza el “tiempo libre”? ¿Cuánto dura realmente?

Nuestros expertos en transporte marítimo de DHL Global Forwarding simplifican la complejidad de los envíos marítimos, para que pueda evitar sorpresas desagradables y reducir sus costes de transporte.

Diferencia entre demora, detención y almacenaje: Todo depende de la ubicación del contenedor


Estos cargos se aplican por el uso del equipo del contenedor dentro de la terminal portuaria. La naviera cobra las tarifas por demora por contenedor y por día, y el importe variará según la ubicación y el tipo de equipo.

En la fase de exportación, la demora empieza cuando el contenedor entra en la terminal portuaria y termina cuando se carga en el buque o cuando el buque sale. Las navieras deciden el final efectivo del periodo de la demora dependiendo del tipo y la ubicación del contenedor.

En la fase de importación, la demora empieza cuando el buque llega al puerto o después de que se descargue el contenedor. De manera similar a la fase de exportación, las líneas marítimas deciden la fecha de inicio del periodo de demora, teniendo en cuenta el tipo y la ubicación del contenedor. La demora termina cuando se recoge el contenedor de la terminal para su entrega al destinatario mediante camión, ferrocarril o barcaza.

En cuanto a la demora, los proveedores tienen que ofrecer un periodo de tiempo libre razonable en todos los casos.

Detención

Estos cargos son similares a las tarifas por demora, pero surgen fuera de la terminal portuaria. La detención se cobra por contenedor y por día, y la cantidad cobrada variará según la ubicación, la naviera y el tipo de contenedor.

En la fase de exportación, la detención empieza cuando el contenedor vacío se recoge del depósito de contenedores y termina cuando el contenedor lleno llega a la terminal portuaria.

En la fase de importación, la detención empieza cuando el contenedor lleno se recoge de la terminal, continúa durante su entrega al destinatario y termina tras el retorno del contenedor vacío al depósito de contenedores.

En cuanto a la detención, los proveedores tienen que ofrecer un periodo de tiempo libre razonable en todos los casos.

Almacenaje

Estos cargos cubren el uso del espacio de almacenaje que ocupa el contenedor en el recinto de la terminal, dentro de un almacén o en el depósito de contenedores.

Tanto en importación como en exportación, el tiempo de almacenaje empieza cuando el contenedor entra en las instalaciones de almacenaje y termina cuando sale de las instalaciones.

¿Sabía que…? Demora y detención en Sudamérica

En la mayoría de los países de Sudamérica, los significados de “demora” y “detención” se invierten. En estos países, la “demora” se refiere al tiempo que el contenedor pasa fuera del puerto, mientras que la “detención” se refiere al tiempo que pasa en el recinto portuario. Asegúrese de que usted y su socio comercial en el extranjero entiendan de la misma forma cada uno de los términos sobre los que elaboren sus acuerdos.

Tiempo libre para demoras, detenciones y almacenaje. Esté atento a cuándo empieza a correr el reloj


Los clientes tienen un cierto número de días libres antes de que se les cobre cualquier coste por demora, detención o almacenaje. El número exacto de días libres depende en gran medida de la ubicación y la naviera seleccionada, pero también se ve influenciado por el tipo de equipo y las instalaciones. Algunos almacenes no ofrecen tiempo libre.

Estos factores influyen en la cantidad de tiempo libre que los clientes pueden disfrutar. Pero, sobre todo, también determinan qué evento y fecha activará el recuento de días.

Por ejemplo, la demora por importación puede comenzar durante la descarga del buque, o después de que se complete la descarga; sin embargo, también puede comenzar directamente cuando el buque atraca. Teniendo en cuenta que la descarga de un barco suele durar de 2 a 3 días, pero puede tardar hasta una semana en circunstancias excepcionales, no hace falta decir que esta diferencia aparentemente pequeña repercute enormemente en el precio final de la factura.

Aunque no siempre se pueden evitar estos cargos, pueden reducirse considerablemente con una planificación coherente y una comunicación proactiva.

Los 5 mejores consejos para reducir los costes por demora, detención y almacenaje


1. Asegúrese de que su carga esté lista a tiempo

Para reducir los cargos por detención, aproveche el tiempo libre que le proporciona el proveedor de equipo. El éxito de su envío comienza antes de que el contenedor vacío llegue a la ubicación del remitente. Al hacer que su carga esté lista para ser recogida a tiempo, la parte encargada de la carga puede tomar medidas rápidas cuando el contenedor llega a la ubicación del cargador, y cargar el contenedor más rápidamente. De esta manera, su contenedor puede llegar al recinto portuario antes de que se agote el tiempo libre.

2. Sea inteligente en el despacho de aduanas

Si puede, recurra al despacho previo de la carga. Al trabajar con el transitario adecuado para gestionar su despacho de aduanas, los documentos necesarios para el despacho de importación se recopilan con antelación y todos los pasos administrativos se completan en el momento en que el contenedor llega al puerto de llegada. Esto permite que se traslade el contenedor fuera de la terminal antes de que termine el tiempo libre de demora, minimizando así el almacenaje.

Documentos necesarios para la tramitación y el despacho de aduanas

  • Conocimiento de embarque
  • Factura comercial
  • Packing list
  • Aviso de llegada
  • Si procede: Declaración de mercancías peligrosas (DG)
  • Si procede: licencia de importación

3. Aproveche la experiencia de un transitario

Planificar el trayecto de su envío, contratar a la naviera y transportista adecuados y a un buen precio, encontrar una solución de almacenaje competitiva, tramitar los documentos y completar los pasos administrativos clave como el despacho de aduanas, puede resultar complejo y llevar mucho tiempo. Además, incluso para los envíos más cuidadosamente planificados, una desviación del programa original puede derivar en costes de demora y detención inesperados.

La relación estrecha de DHL Global Forwarding con las líneas marítimas nos permite ofrecer un mayor tiempo libre a nuestros clientes junto con tarifas reducidas de demoras y detenciones Y como DHL Global Forwarding se encarga de su carga de puerta a puerta, gestionando sus propias instalaciones de almacenaje a través de su red global, puede ahorrarse la complejidad de tratar con numerosas partes interesadas y puntos de transferencia. De este modo, puede centrarse en lo que realmente importa: su negocio y sus clientes.

Explore nuestra amplia gama de productos de transporte marítimo 

4. Exija información sobre demoras, detenciones y almacenaje en su cotización

Compartir la información adecuada requiere estar correctamente informado desde el principio. Las tarifas de demoras y detenciones, junto con su respectivo tiempo libre, deben estar claramente indicados en su cotización. Las tarifas de demoras y detenciones deben estar indicadas más detalladamente, por día y por contenedor. Póngase en contacto con sus expertos en transporte marítimo ahora, o utilice myDHLi Quote & Book para obtener un presupuesto claro y detallado para su envío.

5. Comuníquese de manera proactiva

La comunicación entre el agente, la naviera, el conductor, el remitente y el destinatario debe ser clara y directa. En concreto, la comunicación empieza por compartir por adelantado con las partes interesadas, las instrucciones de la entrega del envío. A medida que el envío avanza en su trayecto, todas las partes implicadas deben recibir actualizaciones periódicas para que puedan adaptar su programación. Puede gestionar y rastrear sus envíos cualquier día y a cualquier hora con DHLi.

Descargar infografía


¿Necesita ayuda con un envío especialmente complicado?


Nuestros expertos en transporte están listos para ayudarle